lunes, 22 de junio de 2009

El enrarecido ambiente político en Perú


La semana pasada, el Presidente de Perú, Alan García, se vio enfrentado a una crisis de proporciones por una protesta indígena en la selva peruana.

¿La razón? Una ley que autorizaba la explotación de los recursos naturales con que cuenta ese país para generar mayor crecimiento y, por ende, mejores beneficios para un país cuya economía ha crecido fuertemente en los últimos años -incluso ahora, a pesar de la crisis- y que tiene como objetivo -dicho por el propio Presidente- superar a Chile en un par de años.

Estoy el Lima por razones de placer, y lo primero que vi este lunes es el golpe en la popularidad que el conflicto que le trajo al Primer Mandatario. No era para menos. Con un saldo de 24 policías muertos y también 9 indígenas, García bajó a un histórico 21 por ciento de aprobación, mientras que un 76% desaprueba cómo ha conducido al país.

Con los resultados de la encuesta CEP todavía en la retina -incluso acá- amigos peruanos me han consultado cómo lo ha hecho la Presidenta Bachelet y su gobierno para registrar el porcentaje más alto de aprobación de los 4 gobiernos del bloque oficialista. Ello, a pesar de los efectos que ha tenido la crisis económica en el país y las no pocas deudas pendientes que tenemos en nuestra sociedad.

Lo que he explicado es que, además de la buena política comunicacional de La Moneda, lo mucho que ha ayudado al Gobierno es el ordenado manejo económico que ha hecho el ministro Andrés Velasco.

De hecho, los amigos peruanos con quienes he conversado se admiran cuando les he comentado cómo Velasco y la Presidenta Bachelet mantuvieron firme el timón para no ceder a las presiones de todos los sectores políticos de abrir la billetera y gastar los ahorros del cobre en más políticas sociales.

Perú recién tendrá elecciones en 3 años más y, hasta el momento, el Presidente García ha dicho que no se presentará a un tercer mandato. Es cierto que aún es prematuro creer algo así -sobre todo porque en política una semana es mucho tiempo-, pero la realidad indica que el pueblo peruano tendría que escoger entre Ollanta Umala, Keiko Fujimori y otro candidato que pueda surgir en el futuro.

Habrá que esperar a cómo viene el futuro de la política peruana. Por de pronto, mañana el gabinete ministerial tendrá que pasar una prueba de fuego ante la amenaza de la oposición de botar al gabinete por la crisis de la semana pasada.

1 comentario:

mano mora dijo...

Los comentarios en los dos últimos post sugieren que nos interesa más la farándula que la política internacional... he hecho todo un descubrimiento..jej